BLOG COMINTER


Más filtros de búsqueda en el icono superior a esta lupa.
Almo Nature HFC. Calidad inigualable en la alimentación para mascotas.

Almo Nature utiliza el término «HFC» para describir todos los ingredientes originalmente aptos para el consumo humano, según lo descrito por los reglamentos de la UE.

Cominter Animal Health es partner oficial Almo Nature para los mercados de España y Portugal.

Las recetas HFC garantizan la mejor y más saludable calidad disponible hoy en día.

Carne 100% HFC

La carne 100% HFC se puede reconocer claramente mediante el embalaje del producto y su etiqueta porque:

- Siempre es «fresca»: pollo fresco, carne fresca de vacuno, atún fresco, etc., son las palabras que vamos a ver.
- Siempre está asociada con la indicación «100% HFC», que significa originalmente apta para el consumo humano.

La carne fresca 100% HFC, originalmente apta para el consumo humano, es de la mayor calidad posible porque no contiene partes de desecho y es altamente digerible.



La importancia de la carne fresca HFC para perros y gatos

La carne, una fuente de aminoácidos esenciales, es la base de la dieta diaria de nuestros perros y gatos. Aunque ambos tienen diferentes perfiles evolutivos y características nutricionales, los nutrientes de la carne, especialmente las proteínas, son esenciales para el crecimiento y mantenimiento de las estructuras celulares para ambas especies, perros y gatos.

Ninguna proteína vegetal (derivada del maíz, patatas, soja o guisantes, etc.) puede garantizar los mismos aminoácidos esenciales, ni replicar la calidad y variedad de nutrientes que ofrece la carne fresca 100% HFC.

Para asegurarse de que los aminoácidos esenciales están «listos para su uso» y pueden ser totalmente absorbidos por el cuerpo, la calidad de la proteína debe tener el valor biológico más alto posible, como la carne fresca 100% HFC.



Por eso es importante que los alimentos que elegimos para nuestros perros y gatos tengan la calidad HFC. La calidad de los ingredientes es lo único que determina la calidad de los nutrientes que proporciona la alimentación. Por ejemplo, las plumas de pollo son ricas en proteína, ¿pero tienen buena calidad?

Almo Nature siempre selecciona ingredientes con la más alta calidad posible, garantizando así la calidad de los nutrientes.
Este es el estándar HFC.


Diversidad contra humanización. ¿Las recetas HFC humanizan a nuestras mascotas?

Para nada: alimentar a los gatos o perros con recetas HFC no les humaniza sino que respeta su evolución biológica y natural como especies carnívoras.

Respetamos la naturaleza específica de los gatos y los perros. Sin embargo, no hay que olvidar su actual posición como miembros de nuestras familias humanas, y como tal, debemos dedicar el mismo cuidado y atención a sus dietas, salud y bienestar que el que dedicaríamos a nosotros mismos.

HFC ofrece exactamente esa seguridad: respeta su naturaleza e instinto, asegurándose de que su tazón contiene únicamente una alimentación con la mayor calidad posible, la misma que elegimos para nuestros platos.


Este es el reto que Almo Nature ha optado por superar: una alimentación «desde su punto de vista» con una atención humana a la calidad.
HFC, por tanto, no humaniza a los perros y a los gatos, sino que aumenta la posibilidad de que vivan una vida más sana y larga.



HFC y PFC dos estándares de calidad

El Reglamento Europeo (CE) 1069/2009 establece claramente los niveles de calidad de la carne utilizada en la alimentación para mascotas.

Carne fresca 100% HFC, originalmente apta para el consumo humano

Artículo 10 apartado a) del Reglamento Europeo (CE) 1069/2009: partes de animales sacrificados «(…) que son aptos para el consumo humano de conformidad con la legislación comunitaria (…)»

Carne PFC, originalmente no apta para el consumo humano, pero que se puede utilizar como ingrediente para la alimentación de mascotas

Artículo 10 apartado b) y sigs. partes de animales sacrificados «(…) no aptas para el consumo humano de conformidad con la legislación comunitaria (…)»


La carne PFC puede aparecer en la etiqueta con diferentes descripciones: fresca, seca, deshidratada o harina de carne. La carne PFC, no importa el estado en el que se utilice, fue originalmente apta para la alimentación de mascotas y no apta para el consumo humano.

•    Carne Fresca PFC:la etiqueta puede describir esta carne simplemente como “pollo fresco”, “carne fresca de vacuno”, “atún fresco”, etc. pero sin ninguna identificación HFC.

•    Carne deshidratada, carne seca o harina de carne PFC : estos productos son el resultado de un proceso térmico (con calor) de secado. Mientras más veces se someta la carne a un mayor número de procesos térmicos para convertirse en seca o deshidratada, mayor será la desnaturalización de la proteína,  lo que significa que las características originales y propiedades biológicas se han destruido en gran parte y menor será su digestibilidad.

La carne que se haya sometido a cualquier grado de secado solo se utiliza en alimentación seca, es decir, en piensos.
 
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración cookies